Vicálvaro es un distrito de Madrid delimitado por la carretera A-3 (Madrid – Valencia), circunvalaciones M-40 y M-45 y la Gran Vía del Este, que comienza allí y llega al Hospital Infanta Leonor vía aérea. Sí, vía aérea, por que hay que saltar la carretera de Valencia para poder continuar.

Puede se acabaran los nombres para poner a las calles y diferenciar una parte de otra. ¿Cuántos  navegadores han llevado a sus usuarios hasta Vicálvaro buscando dicho hospital? Se sorprenderían.

Tenemos tres desarrollos urbanos inacabados. Uno floreciente —El Cañaveral— donde residen un buen número de personas, y otro ausente —Los Berrocales—, cuyas parcelas están perfectamente delimitadas en cuadrículas casi perfectas. En este último, curiosamente, ni crecen hierbas ni ladrillos ni brillan ilusiones primaverales de inversiones. En construcciones… y los Ahijones, pendiente.

El número de habitantes se aproxima a los 75.000 personas. Ojo, residimos en un distrito con más habitantes que las capitales de provincia de Ciudad Real, Zamora, Ávila, Cuenca, Huesca, Segovia, Soria y Teruel. Habría que tener en cuenta los fallecidos por la pandemia COVID19, si bien hemos de ser cautos, ya que el gobierno de España —PSOE y Podemos— lleva una cuenta muy «peregrina».

El plan urbanístico municipal determina el uso residencial y de servicios de las parcelas dentro del  casco urbano. Tenemos la gran suerte de disponer de varios espacios naturales maravillosos:

Parque Forestal Valdebernardo y Cerro de Almodóvar. Este último es un el punto geográfico  más alto de la ciudad de Madrid. Hay unas excelentes vistas; recibe un buen número de personas y deportistas, quienes gozan de la cercanía y sencillez para «echar un paseo».

Sanidad pública. En el extremo sur del barrio tenemos el Centro Residencial para personas con Esclerosis Múltiple «Alicia Koplowitz» —de refencian nacional— y el Centro de Transfusiones de la Comunidad de Madrid. El centro de especialidades médicas de la sanidad pública está en Moratalaz, al otro lado de la M-40 pasando Valdebernardo. ¿Será suficiente?

Cultura. Nuestro distrito cuenta con dos bibliotecas y locales para exposiciones, funciones teatrales y visionado de películas. El más celebrado, al aire libre, en el recinto ferial: cine de verano. Recordamos cuando se podía ir con la chavalería a disfrutar de películas las noches de viernes y sábados. ¡Qué tiempos aquellos!

El Ayuntamiento de Madrid, cuyo concejal de distrito es el Sr. Martín Casariego, partido político Ciudadanos, han comenzado a construir un tercer proyecto… de cultura. Sí, exacto, otra biblioteca con salas de exposiciones y celebración de funciones por valor de 6.581.191,44€, casi 1.100 millones de las antiguas pesetas. ¡Maravilloso!

Ironía. Una población de más de 75.000 habitantes, cuyo casco antiguo tiene una población de edad muy avanzada, donde hay dos grandes centros dedicados a la cultura y esparcimiento, con un único acceso en cada sentido a la M-40, con 3 centros de salud y dos grandes parques, va a tener ¡la tercera biblioteca! Oiga, Sr. Martín Casariego, ¿acaso no hubiera venido mejor un Centro de Especialidades Médicas en lugar de un tercer emplazamiento dedicado a la cultura? Mucha gente solicita la «Sanidad pública», mientras aplaude con las orejas esta nueva construcción y olvida el camino a recorrer hasta el centro de especialidades en Moratalaz.

Las obras de construcción del Centro de Especialidades «culturales» han empezado por valor de 6.551.191,44€ en frente del cementerio de Vicálvaro. Será que tienen ustedes más pasión por la muerte que interés por la vida ajena.

Se está haciendo muy largo el camino.